Carrito
No hay productos en el carrito

Actividades divertidas para hacer con niños antes y después de la lectura

Antes de sumergirnos en las actividades que harán que la lectura sea aún más fascinante para los pequeños, es esencial crear un ambiente acogedor. ¿Qué tal convertir la butaca lectura o el sillon de lectura en un portal mágico hacia mundos imaginarios? Coloca almohadas suaves y una manta cálida para hacer que este rincón se convierta en el lugar perfecto para explorar historias. ¿Listos para empezar? ¡Allá vamos!

 

Antes de la lectura: despertando la curiosidad

1. El juego de las palabras mágicas: crea tarjetas con palabras clave de la historia que leerán. A medida que los niños encuentren estas palabras durante la lectura, pueden gritar "¡Palabra mágica!" y explicar lo que significa para ellos.

 

2. Crea tu propio cuento: anima a inventar sus propias historias antes de leer. Pueden dibujar imágenes o simplemente describir el inicio de su historia. Luego, compártelas entre ellos para una explosión de creatividad colectiva.

 

3. Exploradores de libros: organiza una búsqueda del tesoro literaria. Esconde libros en lugares inesperados y proporciona pistas para que los niños los encuentren. Una vez que encuentren un libro, dediquen tiempo a hojearlo antes de la lectura programada.

 

Durante la lectura: inmersión y participación activa

1. Teatro de sombras: utiliza una linterna y objetos simples para crear sombras en una pared mientras lees. Los niños pueden adivinar qué historia se está contando sólo por las sombras, fomentando la atención y la imaginación.

 

2. Palabras en movimiento: asocia acciones sencillas con palabras clave de la historia. Por ejemplo, cada vez que escuchan la palabra "aventura", pueden levantar los brazos en señal de emoción. Esto no sólo los mantiene comprometidos, sino que también refuerza la comprensión de vocabulario.

 

3. Lectura en voz alta compartida: toma turnos leyendo páginas o capítulos. Esta actividad no solo mejora las habilidades de lectura, sino que también crea un espacio para la comunicación y el intercambio de ideas sobre la trama.

 

Después de la lectura: continuando la aventura literaria

1. Entrevistas de personajes: 

Las entrevistas de personajes agregan un toque interactivo y lúdico después de la lectura. Al asumir roles de periodistas, los niños no sólo reflexionan sobre la historia, sino que también expresan sus opiniones de manera creativa, fomentando la comunicación y la comprensión profunda de los personajes y la trama.

 

2. Arte inspirado en la lectura: 

Facilitar materiales artísticos para que los niños creen obras de arte inspiradas en la historia es una actividad enriquecedora. Refuerzan la comprensión del contenido, además les permite visualizar y expresar de manera única las impresiones e imágenes que la lectura les ha evocado, fomentando así su creatividad y conexión con la narrativa.

 

3. Juego de roles literario: 

Al alentar a los niños a recrear escenas clave de la historia a través del juego de roles, se promueve no sólo la diversión sino también un refuerzo significativo de la comprensión de la trama. Esta actividad estimula la imaginación y también fomenta la empatía al permitir que los niños se sumerjan en las experiencias y emociones de los personajes, generando así una conexión más profunda con la narrativa.

 



Desarrollando habilidades de comprensión

1. El desafío de preguntas: crea tarjetas con preguntas desafiantes sobre la trama, los personajes o los eventos del libro. Después de la lectura, invita a los niños a responder estas preguntas, fomentando la reflexión y la comprensión profunda de la historia.

 

2. Mapa del tesoro literario: utiliza la idea del primer enlace para crear un mapa del tesoro literario. Los niños pueden trazar los eventos clave de la historia en un mapa, conectando lugares y personajes. Este ejercicio no sólo refuerza la comprensión espacial, sino que también les permite visualizar la narrativa de manera única.

 

Celebrando logros literarios: recompensas y reconocimientos

1. Rincón de logros: dedica un espacio especial para celebrar los logros literarios de los niños. Cada vez que completen un libro, coloca una estrella o un dibujo en un "muro de logros". Esto no sólo motiva a la lectura continua, sino que también construye la autoestima.

 

2. Noche de cine literario: organiza una noche especial donde los niños pueden seleccionar un libro leído recientemente y convertirlo en una experiencia cinematográfica. Pueden recrear escenas clave, actuarlas y disfrutar de una película casera basada en su propia interpretación.

 

Crear un entorno enriquecedor alrededor de la lectura no solo potencia habilidades literarias, sino que también nutre la conexión emocional con los libros. Al sumergirnos en actividades antes y después de la lectura, transformamos la experiencia en una aventura compartida con nuestros pequeños exploradores de historias. Estas prácticas no sólo estimulan la imaginación y la comprensión, sino que también fortalecen los lazos afectivos con la lectura. Cada actividad se convierte en un pilar que sustenta un amor genuino por los libros, construyendo una base sólida para el desarrollo literario y emocional de los niños. ¡Explora este viaje literario junto a ellos y cultiva un apego perdurable por la magia de la lectura!

 

Publicado el
Los comentarios se encuentran desactivados en este post.
Tiempo de carga: 0.462 segundos